El Blog tiene muchas páginas. En los ARCHIVOS puedes ver todas las entradas de cada mes en una sola ventana. (TE RECOMIENDO ESTE SISTEMA). También puedes ver todo el material que tenga la misma ETIQUETA. O con el BUSCADOR ubicar un tema que te interese.

17/7/16

CUANDO HOLLYWOOD ESTUVO AQUÍ _ Artículo


CUANDO  HOLLYWOOD  ESTUVO  AQUÍ
Crónicas de Atlántida
Hay muchas personas que repiten –sin pensarlo mucho- la conocida frase “aquí nunca pasa nada”. Pero esa expresión no es del todo cierta porque, inevitablemente, en todos los lugares “pasan cosas”; suceden eventos que modifican nuestras vidas, en el sentido de que nos hacen distintos, nos dan más conocimiento, o nos despiertan curiosidades que llevan a otros conocimientos.
Es importante estar atento a esos “sucederes”, para darnos cuenta que pueden, en un futuro cercano, o más lejano, pasar a ser componentes de la historia de nuestro lugar.
                                                          
  ***  
 

Muchos de los habitantes de la zona recordarán cuando en Atlántida se filmaron algunas escenas de la película “Vicio en Miami” (“Miami Vice”). Sucedió en el año 2005, entre los meses de julio y diciembre. Fue un momento importante aquél y lo será más a medida que el hecho se vaya tiñendo, a través del tiempo, con los colores inevitables de la imaginería popular.
Para la crítica especializada, la película no resultó muy buena (su estreno mundial fue en julio del año 2006); si bien tuvo un presupuesto de 180 millones de dólares, según declaró Michael Mann, director y guionista del film. No sabemos si se logró recuperar la inversión; pero esto nos da una idea de los montos de dinero que se mueven en cada proyecto cinematográfico. Y contando con eso es que las compañías productoras -en este caso “Universal Pictures”-, pueden buscar locaciones en cualquier lugar del mundo, realizar construcciones que llevan tiempo y trabajo de muchos obreros, compra de materiales, alquiler de hoteles, traslados, alimentación y todo tipo de insumos, para filmar a veces solo algunas escenas, de una película que puede llegar a tener una hora y media de duración.
Lo cierto es que la técnica y la sofisticación de Hollywoood estuvieron en Atlántida; y aquí desplegaron una actividad que sobre todo se pudo ver en las construcciones realizadas para que luego sirvieran de escenario a la filmación. Es así que en un solar vacío surgieron edificios de utilería que, sumados a las casas ya existentes, simulaban el barrio “El Vedado” de La Habana, en Cuba.

 






El lugar en cuestión se encuentra en la rambla de la Playa Brava, entre la Prefectura Naval y el Hotel Rex, por nombrar lo más conocido, aunque hay otras viviendas alrededor.
Han quedado las fotografías que documentan algunos momentos de la presencia hollywoodense aquí. Y queda la propia película, por supuesto.
También queda la memoria de quienes vivimos el acontecimiento como toda una novedad -medio de lejos, eso sí-, pero con la curiosidad de ver actores, actrices y directores del cine de Hollywood caminando por la rambla de la Playa Brava.
En realidad tanto Colin Farrell (el actor irlandés protagonista del film), como Gong Li (la actriz principal, de origen chino) y Michael Mann (el director, estadounidense), se pudieron ver muy poco “en directo”. Y Jamie Foxx (co-protagonista de la película, estadounidense también) ni siquiera vino al Uruguay, porque no participaba en las escenas que se filmaron en Atlántida y Montevideo.
El apoyo de “Universal Pictures” en Uruguay fue la productora “Metrópolis Films”, que se encargó de todo los insumos locales, empezando por las locaciones, contactos con las autoridades, contratación de personas, de hoteles, casas rodantes, alimentación, extras, etc.
La filmación propiamente dicha se realizó en la rambla de Atlántida, en la ciudad vieja de Montevideo y en la discoteca W.Lounge, (ya desaparecida), entre los días 3 y 9 de diciembre/2005.
En la prensa de la época se puede leer: Más de 150 extranjeros, entre técnicos, sonidistas, productores, asistentes, camarógrafos, actores y directores, aterrizaron en nuestro país para filmar las últimas escenas de la película Miami Vice, film protagonizado por el afamado actor irlandés Colin Farell y la actriz china Gong Li. El equipo nacional de producción contó con un grupo importante de jóvenes quienes, en los meses previos y durante el rodaje, trabajaron en extensas jornadas…. _ http://noticias.universia.edu.uy/


***

La actriz Gong Li y el director Michael Mann



Susana Prats, era la Directora de Turismo de la Intendencia de Canelones en ese momento y fue testigo privilegiada de los hechos, así que acudí a ella para conocer sus impresiones y nos contó lo siguiente:
”Es muy difícil olvidar esos meses. Recién habíamos asumido el cargo junto con la Licenciada en Turismo Irene Cabrera y el periodista Darío Queirolo. Todo era desafío y las herramientas eran mínimas, así como las reglamentaciones en las que nos pudiéramos apoyar ante iniciativas de esta característica. Montevideo venia algunos pasos adelantados con la instalación de la Unidad de Locaciones y fuimos tomando ejemplos para regularizar estas actividades. Pero en ese momento, “Metrópolis Films” venía con mucha fuerza a concretar la filmación y durante unos tres meses el rumor de que Michael Mann, Colin Farrel, Jamie Foxx y Gong Li, se instalaran en Atlántida, cobraba fuerza y las expectativas de las posibilidades de trabajo también. La productora solicitó mucho apoyo, sobre todo a la Junta Local, cuyo Secretario era Daniel Cigliuti en ese momento. Nosotros asumimos en julio del año 2005 y la construcción fue muy rápida. Compraron los materiales y maderas en la zona, pero contrataron menos personal local de lo que pensábamos. La Dirección de Turismo no tenía una sola computadora y fue así que negociamos una contrapartida, que se formalizó a través de un convenio firmado por la productora y por el Intendente, de cinco computadoras (tres para Turismo y dos para la Junta Local), una notebook, un proyector, y una pantalla. Cuando estaban en plena filmación, Darío Queirolo, quien vivió muchos años en EEUU y habla fluidamente el inglés, logró contactarse con Michael Mann, y solicitarle que recibiera de parte del Intendente Marcos Carámbula un recuerdo. Accedió muy amablemente y coordinamos día y hora y así se concretó el encuentro con los actores y director, que recibieron una plaqueta cada uno. Darío fue quien sacó la foto. Y Colin Farrell dijo claramente que el atardecer en Atlántida es el mejor del mundo….”

***
 
                                      Todo el equipo de filmación en la playa Brava de Atlántida

Las fotografías que acompañan esta crónica muestran el proceso de construcción de esos edificios “de fantasía”, que una vez terminados se veían sólidos y tan reales como las demás construcciones cercanas.

Fueron varios meses de trabajo de muchos operarios (entre julio y diciembre del año 2005), para luego filmar algunas escenas que en la película abarcan apenas unos escasos minutos. Después desarmaron todo y quedó limpio el solar. Sobre la vereda quedaron algunas palmeras, plantadas al efecto, para completar la línea de los viejos ejemplares que hay en la cuadra siguiente. En medio del solar vacío quedó, por un tiempo, un cartel que recordaba el hecho de haber sido el lugar donde se filmó “Vicio en Miami”.

.

 Noticia final _ En los últimos meses del año 2015 se ha construido en el mismo predio un edificio nuevo de varias plantas, cuyos propietarios han tenido el buen tino de colocar otro cartel, que también recuerda la filmación de la película.
                                                                                                 Wilson Mesa

 

                                  El predio vacío donde se puso el primer cartel y el suscrito.


  Nuevo edificio construido en el predio donde se filmó, (se puede ver el cartel al frente).

Colin Farrell y Gong Li

Fuentes de información _ Mails de la Sra. Susana Prats y prensa de la época.
Imágenes _ Oficina de Turismo de Atlántida (entrega de plaquetas)
                     Arinda González Bo.
                     Internet

Publicado en la Revista CENTRO, del Centro Comercial de Atlántida, N°79, de abril / 16