BLOG DE EL ESCRIBIDOR

El Blog tiene muchas páginas. En los ARCHIVOS puedes ver todas las entradas de cada mes en una sola ventana. (TE RECOMIENDO ESTE SISTEMA). También puedes ver todo el material que tenga la misma ETIQUETA. O con el BUSCADOR ubicar un tema que te interese.

7/6/18

UNA AVENTURA DISTINTA – EL CAMINO DE SANTIAGO


UNA  AVENTURA  DISTINTA – EL  CAMINO  DE  SANTIAGO

En el mes de abril pasado tres mujeres, que viven en la costa canaria, realizaron una pequeña hazaña que no debe pasar inadvertida. Hicieron 350 km del Camino de Santiago, caminando, con sus mochilas a cuestas, sus bastones de peregrinas y el firme propósito de llegar a la meta, que era la Catedral de Santiago de Compostela, en Galicia, España.

Alguien podrá pensar: “Hace falta dinero para ir allá….” Yo diría que hace falta algo más que eso; hace falta coraje y mucho entrenamiento para recorrer en doce días, -que fue el tiempo que les llevó- el trayecto entre la ciudad de León, en la provincia del mismo nombre, y la ciudad de Santiago de Compostela, en Galicia.
Se necesita también decisión y voluntad. No es un paseíto de turista curioso. Hay  que llevar a cuestas una mochila de 4 kg de peso. Hay que cubrir tramos de entre 25 y 30 km por día (en algunos casos más). Hay que subir y bajar empinadas cuestas (hasta 1.600 m). Y hay que enfrentarse a lo desconocido también, sobre todo cuando se hace el “Camino” por primera vez.

Las tres mujeres de las que les hablo se llaman: Adriana Calace (La Floresta, 52), Jacqueline Lacoste (Salinas, 52) y Zenia Márquez (San José de Carrasco, 55). Ellas son integrantes del grupo de corredores aficionados que se llama “La Costa corre”, y participan regularmente en actividades de este tipo. Esto es importante de consignar, porque son mujeres entrenadas, a las que les gusta el atletismo y especialmente, correr.
 
Tal vez ustedes se pregunten ¿por qué razón me interesó contar esta aventura? Pues, porque Adriana (Calace) fue alumna mía, en la Escuela N° 190, de La Floresta, allá por los años 76-77. Nos reencontramos por la web hace unos diez años y seguimos en contacto desde entonces.

De modo que quise seguir  todo este viaje apasionante, a través de Facebook, con fotos y comentarios que ella subía todos los días. Supo ser una muy buena cronista de lo que iban viviendo y el final fue maravilloso, con un video en tiempo real que iba mostrando el último tramo que hicieron casi corriendo por las calles de Santiago hasta avistar la Catedral.
¿QUÉ ES EL CAMINO DE SANTIAGO?

 << El Camino de Santiago, es una peregrinación católica de origen medieval, cuyo propósito es llegar a la tumba atribuida al Apóstol Santiago el Mayor, que está en la cripta de la Catedral de Santiago de Compostela. Ha sido, y sigue siendo, la ruta de peregrinación más antigua, más concurrida y más celebrada del viejo continente.

En la actualidad es recorrida por caminantes y andadores de todo el mundo que a pie, corriendo, en bicicleta o a caballo, emprenden una experiencia que entremezcla la antigua devoción religiosa con la aventura, el encuentro y el conocimiento personal, con el deporte y el disfrute de la naturaleza y la cultura.


El Camino de Santiago Francés, y las rutas francesas del Camino, fueron declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, en 1993 y 1998, respectivamente. La declaración española fue ampliada en 2015, incluyendo el Camino Primitivo, el Camino Costero, el Camino vasco-riojano y el Camino de Liébana.
En 2004 la Fundación Príncipe de Asturias le concedió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia: «Como lugar de peregrinación y de encuentro entre personas y pueblos que, a través de los siglos, se ha convertido en símbolo de fraternidad y vertebrador de una conciencia europea».

Además, ha recibido el título honorífico de «Calle mayor de Europa»…

<< Desde 2013, atrae a más de 200 000 peregrinos cada año, con una tasa de crecimiento de más del 10 % anual. Los peregrinos llegan principalmente a pie, y a menudo de las ciudades cercanas (necesitando unos pocos días para llegar a Santiago). El Camino Francés recoge 2/3 de los caminantes, pero otros caminos menores están experimentando un crecimiento incluso mayor que el camino tradicional. Los meses de verano son los más frecuentados por los peregrinos, especialmente por los peregrinos españoles, siendo en su mayoría peregrinos procedentes del extranjero los que dominan el resto del año….




<< El Apóstol Santiago, conocido en la tradición cristiana como Santiago el Mayor, para distinguirlo del otro discípulo homónimo, fue uno de los doce apóstoles. Nació probablemente en Betsaida (Galilea). Es el Patrono de España.

Según los relatos bíblicos, Santiago el Mayor  era hijo de Zebedeo y tenía un hermano llamado Juan, que sería también discípulo de Jesús. Probablemente también su madre Salomé seguía a Jesús.

Fue uno de los primeros que recibieron el llamamiento de Jesucristo, cuando estaba pescando en el lago de Genesaret, junto a su hermano Juan. Ambos hermanos, con Simón Pedro, tienen un trato privilegiado con Jesús y son testigos presenciales de la oración en el Huerto de los Olivos.

Como otros apóstoles siguió predicando las enseñanzas de Jesús y llegó por el Mediterráneo hasta la costa atlántica (Portugal y Galicia). Luego regresó a Jerusalén realizando un largo recorrido terrestre. Santiago el Mayor es condenado a muerte y decapitado por orden del rey de Judea, Herodes Agripa I. Por este dato podemos poner la fecha de muerte de Santiago entre los años 41 y 44 de nuestra Era, pues fueron los años en que Agripa I fue rey de Judea….>> (Wikipedia).
 


EN  PRIMERA  PERSONA

Voy a dejar que una de las protagonistas cuente algunos pormenores de la aventura. Si bien ella va contestando preguntas mías, no incluyo las mismas para darle más fluidez al relato:
Dice Adriana (Calace): << El deseo de hacer el camino era mío, hace mucho tiempo que había escuchado de él y siempre estuvo en mis planes hacerlo. El año pasado me decidí, acompañada o sola iba a ir; pero hablando con mis amigas se unieron a esta locura maravillosa. El camino nos llevó 12 días, desde León hasta Santiago de Compostela.


Salimos el 17 de abril, a las 6.30 de la mañana, siguiendo las flechas y las conchas de vieiras, símbolos que guían durante todo el camino. Cada una llevaba ese distintivo en su mochila, -la vieira- lo que nos identificaba como “peregrinas de Santiago”. Todo estaba muy bien señalizado. Las flechas eran siempre amarillas, pintadas en la calle, los árboles, cordones, carteles, paredes, etc. Las vieiras podían estar en carteles, pintadas también y en las ciudades, incrustadas en las baldosas en las veredas, de bronce y…¡casi siempre lustradas!  Después de Sarria también había mojones indicando cuánto faltaba para llegar a Santiago.

El tiempo que dura el Camino lo pone uno; cada cual decide cuánto pone en llegar, en descansar, dónde hacerlo y cómo. Como los expertos nos decían, " esto no es una competencia, no es quien llega primero, hay que disfrutarlo a pleno, por lo tanto, no hay que apurarse".
El único inconveniente que tuvimos un día fue que nos perdimos por seguir mal una indicación para no caminar tanto. Al final caminamos  el triple, porque tuvimos que ir para atrás 8 km >>.



EL  EQUIPAJE
<< Con nosotros llevábamos una mochila con lo imprescindible para cambiarnos después de una ducha al llegar de cada caminata. Yo llevaba: 1 calza, 2 remeras de manga corta, 1 de manga larga, ropa interior 2 mudas, 3 pares de medias, 1 short que usaba para dormir y 1 campera de nylon que la tenía puesta como abrigo. Cabe aclarar que esto iba en la mochila, pero una muda de cada cosa iba puesta.

Además llevaba 1 saco de dormir, 1 sábana, 1 funda y 1 toalla de microfibra. También un estuche con peine, cepillo de  dientes, pasta dental, desodorante, un relajante muscular, curitas, vaselina para untarme los pies, palillos para colgar la ropa que lavara y alfileres de gancho para colgar la ropa de la mochila si no se había secado. El peso de la mochila era de aproximadamente 4 kg.

Algo importante era una cantimplora para llevar agua y los bastones de peregrino.

Conmigo llevaba una riñonera donde tenía los documentos, el dinero y la credencial de peregrino para ir sellando a lo largo del camino…>>.

EL ITINERARIO

<< Las ciudades por las que pasamos fueron: León, San Martín del Camino, Astorga, Foncebadon, Ponferrada, Villafranca del Bierzo, O’Cebreiro, Triacastela, Samos, Sarria, Portomarín, Palas del Rei, Arzúa, Mellide, Pedrouso y Santiago de Compostela. Estas son las ciudades, pero pueblitos pasamos por decenas de ellos, imposible de nombrar a todos.

El llamado Camino Francés tiene unos 830 km, completo. Si se puede hacer todo (por tiempo, clima, estado físico, etc.) lleva aproximadamente 32 días, razón por lo cual no lo hicimos entero, ya que no teníamos tantos días de licencia. 

Nosotros llevábamos un reloj que contaba los km, y desde que salíamos hasta que llegábamos del recorrido, en el lugar que nos quedábamos íbamos haciendo la suma y dio 350 km. Aquí entran también los km de más que hicimos cuando nos perdimos.

Los bastones de peregrino no son obligatorios, pero tendrían que serlo, porque son extremadamente útiles. Te ayudan a alivianar el peso de la mochila y a asegurar el paso en las subidas y bajadas y en el barro. Cada caminante lleva dos bastones, son de aluminio, retráctiles, los adaptas a tu altura. Zenia llevaba uno solo porque el otro no le funcionó.

La mejor época del año es la que fuimos nosotras, ni mucho frio, ni mucho calor. Además no hay muchas lluvias!!  Nosotras no tuvimos ni un día.
Cuando armé el viaje, pedí licencia por los días que pensé me llevaría, lo mismo mis amigas >>.


<< Lo que más me dolía cuando llegaba al albergue eran las piernas, pero después de sacarme los “championes”, darme un buen baño caliente y ponerme ropa limpia, quedaba tan fresca y tan renovada que podía volver a salir. Es más....siempre salíamos a recorrer el lugar donde habíamos decidido pasar la noche. Visitamos iglesias, museos, restaurantes, alguna plaza o castillo, monasterios, puentes, ríos.

El “Camino” no es solo llegar a Santiago, hay hermosos lugares que se pueden conocer y recorrer; y todo se hace  CAMINANDO!!.

Yo no sufrí de ampollas en ningún lado. Todas las mañanas cuando me levantaba, durante 15 minutos me untaba y masajeaba los pies con vaselina y luego me ponía las medias. A ninguna nos salieron ampollas, es que estamos acostumbradas por las carreras. En carreras largas también es importante hacer esta rutina.

En cuanto a si algún día dije "No puedo más" .....NUNCA. ….El día que me dolía mucho una pierna, ese día paré a los 5 km, porque quería recuperarme bien para seguir al otro día. Me tomé un taxi hasta el albergue. Pero nunca bajé los brazos!! Al siguiente día caminé 30 km perfecta, y así hasta Santiago >>.
 

LOS ALBERGUES

<< Los Albergues, o Posadas, están a todo lo largo del Camino. Todos de excelente calidad, limpieza, historia, privados, municipales, con habitaciones comunes, más chicas, con baños comunes también, o de hombres y mujeres por separado. Las camas generalmente eran cuchetas, pero muy cómodas

El pago iba desde un donativo; hasta 15 euros una habitación para tres personas, con baño privado, esa fue la más cara que utilizamos para hacernos una extra en la última jornada. Algunos Albergues tenían lavadora y secadora, sábanas desechables; algunos con toallas, con restaurante. Los más lindos eran los que hacían cenas comunitarias con todos los peregrinos; nos sentábamos veinte personas hablando en diferentes idiomas, contando nuestras experiencias. Era increíble....todos hablando distinto y todos entendiéndonos a pesar de todo.

Nunca tuvimos ningún problema con que alguien se metiera con nosotras de forma atrevida. Por lo menos, nunca sentimos ninguna de nosotras, que nos estaban faltando el respeto. La gente muy ubicada, los hombres muy ubicados >>.
 

LA  LLEGADA

<< Nosotros queríamos llegar a las 12 del mediodía, del sábado 28 de abril, a la Catedral de Santiago, porque empezaba la misa del Peregrino. Pero como llegamos más tarde fuimos a la misa de la noche y el domingo fuimos también, donde vimos que hicieron la bendición con el botafumeiro grande. Es una tradición y todo el mundo lo va a ver.

Cuando uno comienza el camino, tiene que tener la “Credencial de Peregrino” para hacer sellar por donde va; es la acreditación de que vas recorriendo el Camino. Generalmente los venden en los Albergues, u oficinas municipales, o de información al Peregrino.

La “Compostela” te la dan en Santiago, y si pagas te dan otro certificado diciendo los km que hiciste >>.
 


Conclusión


Esto es apenas un resumido informe de una historia muy colorida -y muy rica en vivencias-, con miles de fotos que se fueron tomando a lo largo del recorrido y que ilustran la presencia de estas tres mujeres en los distintos lugares que conocieron y que sin duda guardarán en su memoria.

Lo que tal vez les parezca increíble a los lectores, es que en la noche del mismo día de la llegada, había una carrera de 10 km en el barrio histórico de Santiago… ¡Y la corrieron también!
Solo queda felicitarlas, admirando su valentía y resistencia física.                              ¡¡Gracias, Adriana por tu relato!! 
                                 Wilson  Mesa, mayo 2018

Artículo publicado en la Revista "CENTRO" - Junio de 2018 - N°105